jueves, 27 de noviembre de 2014

ODISEO EN EL CINE

Fernando Lillo Redonet escribe para nuestro blog el artículo "Odiseo en el cine", recorrido por las apariciones cinematográficas de Odiseo, uno de los protagonistas de Lemnos (http://lemnosfilm.blogspot.com.es/p/odiseo.html) y personaje clave de la mitología griega y de la literatura universal.   

Fernando Lillo Redonet es Doctor en Filología Clásica y profesor de Latín y Griego en el IES San Tomé de Freixeiro (Vigo). Es pionero en España en el estudio del cine sobre el mundo clásico con sus obras: El cine de romanos y su aplicación didáctica (1994) y El cine de tema griego y su aplicación didáctica (1997). Ha sido miembro del comité científico del Congreso Imagines. La Antigüedad en las Artes Escénicas y Visuales (Universidad de la Rioja, 2007) y colaborador en el volumen Hellas on Screen. Cinematic Receptions of Ancient History, Literature and Myth (2008). En su último libro Héroes de Grecia y Roma en la pantalla (2010) propone un recorrido por los principales héroes grecorromanos de Aquiles a Atila y sus versiones cinematográficas.

ODISEO EN EL CINE
escrito por Fernando Lillo Redonet

El personaje de Odiseo/Ulises tiene en la literatura grecolatina características propias que lo hacen singular. Odiseo es un héroe astuto, urdidor de mil engaños, curioso y con espíritu aventurero, pero también sufridor de desventuras. Aparecen también sus facetas negativas como vengador implacable de la traición de Palamedes o innoble ladrón del arco de Filoctetes. El innegable atractivo de este héroe de múltiples facetas atrajo muy tempranamente al cine donde encontramos títulos ya en la época del cine mudo como La isla de Calipso: Ulises y Polifemo (L'île de Calypso, G. Méliès, 1905) de tono satírico, Le retour d'Ulysse (A. Calmettes, 1908) y L'Odissea (G. de Liguoro, 1911) con el propio director en el papel del héroe de Ítaca.

La película Ulises (Ulisse) de M. Camerini (1954), que presentaba al héroe con los rasgos de Kirk Douglas, tuvo un gran éxito y contribuyó a configurar su arquetipo cinematográfico. Douglas encarna a un héroe dinámico, que sabe salir de los apuros en los que se mete por curiosidad deseando averiguar quién vive en la isla del cíclope o ansiando escuchar el canto de las sirenas. En la cinta destaca el hallazgo de que Silvana Mangano encarne a la vez a la fiel Penélope y a la seductora Circe (en realidad una mezcla de la Circe y la Calipso odiseicas). La popularidad del personaje propició que tres años después, cuando se hizo Hércules (Le fatiche di Ercole) de Pietro Francisci, la película fundacional del neomitologismo, los guionistas incluyeran entre los argonautas a un joven Ulises, interpretado por Gabriele Antonini, en el que destacaba su astucia. En una escena Hércules (Steve Reeves) ayuda al chico a apuntar y acertar en la diana y le dice unas proféticas palabras que eran un guiño al espectador: “Recuerda bien lo que te digo, el destino de tu vida lo decidirá el arco”. El Ulises aventurero y burlón ante el peligro es retomado en la teleserie La Odisea (1997) de Andrei Konchalovsky con los rasgos de Armand Assante que compone un personaje que evoluciona desde la soberbia del comienzo a la humildad del final donde recupera con fiereza y dignidad su reino. Por otro lado, la serie de televisión Odissea de Franco Rossi rodada en 1968 muestra el lado sufridor del héroe, interpretado por Bekim Fehmiu, con pocas escenas de acción. La apuesta por un Odiseo sufriente se aprecia incluso en el episodio del cíclope, en el que se pone de relieve su miedo y el de sus compañeros de un modo más evidente que en las otras versiones de este episodio que ha dado la pantalla.

En películas como Helena de Troya (1955) o Troya (2004) Ulises aparece como personaje secundario. En la primera, con los rasgos de Torin Thatcher, se muestra burlón, pero simpático para el espectador. En la segunda, encarnado con dignidad y aplomo por Sean Bean, es el encargado de mediar entre Aquiles y Agamenón y, además, es quien relata toda la historia. En ambas cintas la astucia de Ulises inventa la estratagema del caballo de Troya.

El peplum italiano es el que nos ha ofrecido hasta el momento una visión más negativa del héroe. En La Ira de Aquiles (1962) se presenta a Ulises (Piero Lulli) de modo tópico como el más astuto de los griegos y se muestra un personaje codicioso en la toma de Lirneso, permaneciendo, sin embargo, fiel a Penélope al no interesarle las prisioneras del botín. En el estilo del género, Ulises lucha en tono de broma. Más oscura es la imagen del héroe en La guerra de Troya (1961) con un antipático John Drew Barrymore de oscuro maquillaje y vestimenta. Es astuto, pero siempre para perjudicar a los troyanos. Su personaje es un contrapunto del troyano Eneas, de intachable nobleza, encarnado por Steve Reeves y verdadero protagonista de la cinta. 

En la película Lemnos nos aguarda un Odiseo intrigante interpretado por Alex Brendemühl, que promete ser mostrado como nunca antes en la gran pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada